20 SONG TAG (o “Como Comenzar lo Inacabable”)

Esto va a estar horroroso pero no sería yo si le sacara la vuelta a un reto y menos a uno musical y menos aún a uno en el irresistible formato de chismógrafo.

Antes que nada, el disclaimer de siempre: estoy peleado con los favoritos. Escoger una sola de las cosas que me gustan es una labor casi imposible porque soy indeciso y voluble en proporciones encabronadas.

Pero bueno, al mal paso…

20 SONG TAG

1.- Canción favorita.
Ya empezamos mal.  Pinches favoritos. Así como cuando me preguntan por mi película favorita y la primera que me viene a la ente es “El Quinto Elemento”, lo primero que me vino a la mente fue esto. Y es que, como la película que acabo de mencionar, contiene todo lo que me gusta: las vocalizaciones mamalonas de Randy Blythe, un video sencillo y bien hecho y, escondido por ahí, humor.

Y yo, con eso la hago.

2.- Canción que más odio.

Hubo algún momento, por allá de los noventas (cuando yo era apenas un pimpollo), en la que había una promesa enorme en el rock nacional. Habían bandas excelentes (La Cuca, La Lupita, Las Víctimas y muchas de las que prefiero no acordarme) que esperaban un oportunidad para saltar al mainstream y popularizar el género. Una de ellas y la que se proyectó antes y más muchas fue Maná. Y cuando tuvieron la atención del país, que hicieron? Sacaron la mariconada de disco de “Sueños Líquidos” (hasta el título me da como asquito), plagado de rolitas sosas y seguras, dejando atrás sus otrora aventados gritos de “me vale madre” y “échale vampiro”.

3.- Canción que me pone triste.

No es tanto que me ponga triste; es que “Wake Me at Sunset” me conmueve de una manera bien completa. La trágica letra de la canción, las guitarras y la vocalización que a mí me suena completamente desesperada me pegan durísimo. Cada mención de su padre, la línea de “morning won’t ever be the same” y como se le quiebra la voz en el minuto 4:30 invariablemente me hace un nudo en la garganta. Siempre que he intentado cantar esta canción, me ha sacado lágrimas.

4.- Canción que me recuerda a alguien.

2:47

Mi hermana y yo somos alarmantemente simples.

5.- Canción que me pone feliz.

Tampoco es que me ponga genuinamente feliz. Es más que siempre me hace sonreir porque se me hace verdaderamente graciosa. Nunca lo he podido explicar. No es el ritmo. No es la letra. No es el vocalista con cara de palo. Es una maravillosa conjunción de elementos. Es una alineación de astros. Es mágia.

6.- Canción cuya letra me sé a la perfección.

No pude encontrar la discografía completa de los Héroes del Silencio pero les dejo esta complicadísima y extensa ópera.

7.- Canción que me recuerda un momento específico.

Antichrist Superstar es, para mí un discazo, independientemente de haberme acompañado en una de las etapas más complicadas de mi juventud. La siguiente canción, específicamente, me recuerda a una noche en la que estaba en el catre sobre el que dormía, en el cuarto de servicio detrás de la casa de mi abuela, en Tampico. El catre estaba, en ese momento, con dibujos a medio entintar y el suelo, con botellas de Coca. Yo tenía diecisiete años y me creía bien malote porque escuchaba a Marilyn Manson.

8.- Canción que me haga bailar.

Les prometo que lo intenté.

9.- Canción que me ayuda a dormir.

Un muy buen amigo que me albergó en su casa ponía música toda la noche. Ahí descubrí a Rainbow y fué amor a primera escuchada.

10.- Canción que me gusta en secreto.

O, bueno, yo pienso que es secreto.

11.- Canción con la que me siento identificado.

Consideren también esta para mi funeral, plis. Mi falta de fe no es por elección propia y hay días en los que me gustaría creer (o ser capaz de creer) en algo.

12.- Canción que me solía gustar y ahora odio.

A lo mejor no es que en algún momento me haya gustado, sino que a lo mejor no me cagaba la vida como lo hace hoy en día.

13.- Canción de mi disco favorito.

Volvemos al problema de los favoritos. Tengo una categoría de discos que considero perfectos (o sea, novedosos al momento de salir, con buen contenido, buena producción y, muy importante, sin canciones de relleno). Ahorita solo me vienen a la mente Lateralus de Tool, “Mer de Noms” de A Perfect Circle, el ya mencionado “Antichrist Superstar” de Marilyn Manson y, desde luego, “Equinoctium” de Solar Dawn. Lo difícil fue escoger qué canción poner aquí.

14.- Canción que puedo tocar en un unstrumento.

Nací, trágicamente, sin la capacidad de tocar ni el más rudimentario de los instrumentos musicales. Sin embargo, hubo un evento cósmico, aunado a la paciencia de santo y capacidades educativasd envidiables de mi amigo Teto, quien se encargó de que pudiera sacar, al menos una sola vez, “Orgasmatron” en su totalidad.

15.- Canción que he cantado o me gustaría cantar en público.

Esta es una de las canciones que más satisfacción me ha traído en presentaciones. Lo único que me haría más feliz sería poder cantar “Cemetery Gates”.

16.- Canción que me gusta para conducir.

Antes:

Ahora:

17.- Canción de mi infancia

Mi papá era ávido fan de Queen. A él le debo si en algún momento tuve algo de gusto musical.

18.- Canción que nadie espera que me guste.

Sorpresa!

19.- Canción que quiero en mi funeral.

Además de la ya mencionada “Travelling Alone”. Si no lloran porque van a sembrarme, Woods se encarga que lloren por algo!

20.- Canción que quiero que suene en mi boda.

En mi improbable boda, una improbable versión acústica de ésto.
O así, como está. Chingue su madre.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *